22 oct. 2009

“Quand Madelon”, el himno de los poilus.

Entrada procedente de mi blog de historia:

CLUB DE LOS HISTORIADORES.

Esta canción francesa (“Cuando Magdalena”) fue escrita por Louis Bousquet en 1914, antes de que tuviese lugar la primera guerra mundial. La música, sin embargo, la compuso Robert Camille.

El “poilu” -del francés: peludo- era el nombre con el que se conocía al soldado francés de la Gran Guerra (1914-1919). Cuando un joven crecía, además de crecerle el pelo por el cuerpo también crecía su valentía, coraje y virilidad, y estos debían ser los atributos de un buen soldado, de ahí, el nombre de "Poilu".

Tras las cruentas batallas de 1916, los “poilus” estaban apunto de amotinarse debido a las penosidades que sufrían: muertes, privaciones, miserias, etc.
Apenas recibían un reconocimiento o premio por sus insufribles tareas, aunque eso sí, de vez en cuando, recibían un permiso para ausentarse de la batalla o de la rutinaria y maldita trinchera.
Con este permiso, el poilu o soldado francés, dedicaba sus horas libres al ocio o, si era menester, al juego del placer (sexo).
Lo cierto es que una de las cosas que más le gustaba era ir al teatro o cabaret y presenciar grandes espectáculos, sobre todo, escuchar la canción “Quand Madelon” interpretada por el famoso cantante, Polin Bach.

Esta canción se hizo famosa en el peor periodo de la I G.M. pero, de ahí su éxito. Los soldados franceses al cantarla, por decirlo de alguna manera, se despojaban del malestar que la guerra les introducía en el cuerpo.
Tal fue la fama de esta canción que pronto se convirtió en el himno de los POILUS. Fue grabada por pirmera vez en 1917 por el cantante, Marcilly.

Magdalena ("Madelon") era una chica ficticia pero, para los soldados franceses era la chica de sus sueños. La canción, al ritmo de marcha militar, venía a contar lo siguiente:

<< Ella servía el vino. Ellos beben y coquetean con Madelon. Se frotan contra su vestido, intentan abrazarla y ella los aparta, sonríe con ojos picaros y dice: No te quiero a ti, quiero a todo el regimiento. Estoy aquí para servir a todos los hombres. >>





La Madelon

Pour le repos, le plaisir du militaire,
Il est là-bas à deux pas de la forêt
Une maison aux murs tout couverts de lierre
"Aux Tourlourous" c'est le nom du cabaret.
La servante est jeune et gentille,
Légère comme un papillon.
Comme son vin son œil pétille,
Nous l'appelons la Madelon
Nous en rêvons la nuit, nous y pensons le jour,
Ce n'est que Madelon mais pour nous c'est l'amour

Quand Madelon vient nous servir à boire
Sous la tonnelle on frôle son jupon
Et chacun lui raconte une histoire
Une histoire à sa façon
La Madelon pour nous n'est pas sévère
Quand on lui prend la taille ou le menton
Elle rit, c'est tout le mal qu'elle sait faire
Madelon, Madelon, Madelon !

Un caporal en képi de fantaisie
S'en fut trouver Madelon un beau matin
Et, fou d'amour, lui dit qu'elle était jolie
Et qu'il venait pour lui demander sa main
La Madelon, pas bête, en somme,
Lui répondit en souriant :
Et pourquoi prendrais-je un seul homme
Quand j'aime tout un régiment ?
Tes amis vont venir.
Tu n'auras pas ma main
J'en ai bien trop besoin pour leur verser du vin.


Quand Madelon vient nous servir à boire
Sous la tonnelle on frôle son jupon
Et chacun lui raconte une histoire
Une histoire à sa façon
La Madelon pour nous n'est pas sévère
Quand on lui prend la taille ou le menton
Elle rit, c'est tout le mal qu'elle sait faire
Madelon, Madelon, Madelon !


Algunos soldados franceses más osados cambiaron la frase "Madelon, Madelon, Madelon!" por "Mamelon, Mamelon, Mamelon!" que significa en francés pecho o pezón y que hacía alusión a los pechos de sus novias o esposas.

En España, poco después de la Guerra Civil Española, esta canción se cantaría en la cárcel de mujeres de Ventas (Madrid), pero con distinta letra. Una letra que manifestaba las malas condiciones que ofrecía la cárcel; y esto, debido a que se recluían a más muejeres de la cuenta.

Si la capacidad de la cárcel era, aproximadamente, de 450 reclusas, se llegaron a recluir a más de 4.000. Estas reclusas se encontraban hacinadas en la peores condiciones, sufriendo de hambre y de escasez de higiene.

A continuación, fragmento de la letra que las reclusas pusieron a la cación "Quand Madelon":

Cárcel de Ventas sutil maravilloso
Llena de higiene lujo y confort
Donde no hay agua ni cama ni comida
En el inferno se está mucho mejor

Hay cola y to’ en los retretes
Rico cemento dan por pan
Lentejas único alimento
Y un plato al día te darán
Lujoso baldo si
Disfruta por colchón
Y al levantar tengo deshecho un riñón.

por David Domínguez.

No hay comentarios: